Baja California | 16 de Febrero de 2018

Foto Mireya Cuéllar

Por

Por 

Mireya Cuéllar

Tijuana, 16 de febrero.- Desde noviembre del año pasado, el secretario de Desarrollo Urbano, Alejandro Ricardo Lomelín Clapera, sabía que constructora Melo no estaba realizando la obra conforme a los permisos de que disponía, pero se enteró en calidad de “ciudadano” porque fue a echar una mirada al desarrollo Valle del Pedregal a petición de un conocido suyo que quería comprar ahí y buscaba una opinión. 

Durante la primera reunión de ediles para dar seguimiento a lo ocurrido en Lomas del Rubí, donde 94 casas se derrumbaron y 6 más tienen sellos de protección civil porque tienen daños estructurales, el funcionario dijo que aunque sabe que “la descompresión de la base del talud provocó el deslizamiento” no puede hacer nada contra Melo hasta no contar con un peritaje. 

Los regidores señalaron el hecho de que Lomelín conociera los trabajos irregulares y Mónica Vega reviró que todos los funcionarios circulan por la calle en calidad de “ciudadanos” porque “yo no puedo ir gritando que soy regidora”, pero eso no los exime de asumir la responsabilidad que tienen.

Al final de la reunión el funcionario dijo que en Lomas del Rubí hay casas que pudieran estar en cualquier otra parte de la ciudad y que él no se explica porque la gente vivía ahí.