méxico | 17 de Octubre de 2017

En conferencia telefónica, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón, dijo que no se está polarizando el proceso Foto Twitter @ildefonsogv

Por

Por 

La Jornada

Ciudad de México, 17 de octubre.- Al término de la cuarta ronda de negociaciones para modernizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el sector privado de México reiteró que no aceptará propuestas que representen un retroceso a lo que se tiene en la versión actual del pacto comercial o que violen las reglas de comercio internacional.

En conferencia telefónica, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón, dijo que no se está polarizando el proceso. “Hay que tener paciencia, no podemos terminar ni un buen acuerdo, ni con un mal acuerdo en la quinta ronda”, dijo.

“Tenemos que tener una visión de mediano plazo, incluso sin plazos fatales porque lo más importante es construir algo benéfico para las tres economías”, agregó.

El presidente del CCE aseguró que las propuestas que Estados Unidos ha puesto son intransitables, por esa razón se regresa a hacer trabajo en equipo con los negociadores mexicanos y así encontrar una solución.

Indicó que se identificó la existencia de tres grandes temas que deben atenderse. En el primero se encuentran temas como el energético y comercio electrónico, así como aquellos que donde hay coincidencia trilateral y los ya se han cerrado como pymes y de competencia.

El segundo incluye el laboral y de propiedad intelectual, así como otros donde hay consenso de que se deben discutir y ya fueron tocados en el TPP.

Mientras que el tercero se compone por los temas más difíciles, es decir, reglas de origen, la cláusula de caducidad. Sobre este tema, Castañón insistió que pone en riego la confianza de los inversionistas, “no es factible porque este tratado es de inversión y de empleo y tenemos que dar confianza para genera proyectos de medianos plazo.”

Sobre la posibilidad de que se alargue el proceso de negociación, Castañón señaló que es muy probable que se tengan hasta nueve rondas, porque se irán encontrando temas donde están los retos por resolver.

Sin embargo, dijo que a la IP sólo le preocupa que se pueda contaminar con el tema electoral el proceso. “Es tan importante la negociación con nuestros socios que tenemos que tomar el tiempo que sea necesario y que ningún actor político lo contamine con intereses politos o electorales”, aseveró.

Por su parte, Moisés Kalach, encargado del Cuarto de Junto del Consejo Consultivo Estratégico de Negociaciones Internacionales (CCENI) dijo que hay que ser muy responsables a la hora de hacer propuestas y reiteró que en toda negociación hay “idas y vueltas”.

Los dos empresarios señalaron que Estados Unidos sólo han puesto sobre la mesa el cambio de reglas de origen para el sector automotriz, pues en otros sectores no se ha detectado problemática, por lo que le han pedido a los industriales de ese ramo que presenten un esquema para establecer propuestas razonables.

En un comunicado, el CCE dijo que en la cuarta ronda los equipos negociadores presentaron sus propuestas, las cuales son analizadas con miras hacia la quinta ronda, que se realizará en la Ciudad de México.

Agregó que participaron más de 140 representantes de todos los sectores productivos y presidentes de los organismos que conforman el organismo cúpula, así como especialistas.

Sondeo

¿Quién es responsable del incremento de homicidios en Tijuana y el estado?